6 TRUCOS PARA QUE TE SIENTAS BIEN ESTAS FIESTAS

Parece que ya hemos superado el primer hito de estas fiestas, ¿cómo te sientes? Solemos asociar la Navidad con los encuentros familiares, con los gestos de amor y la ilusión. Sin embargo, no podemos negar que en la gran mayoría de hogares españoles se suele comer bastante más de lo que el cuerpo necesita y es capaz de asimilar para vivir en equilibrio 😉
Dado que la intención de esta entrada no es la de hacerte reflexionar sobre lo poco necesarios que son los excesos de estos días y lo bien que nos sentaría tomar platos festivos pero más moderados, voy al grano a compartir contigo 6 trucos que harán que te sientas bien estas fiestas. Todos ellos se basan en mi experiencia y, ¿qué mejor aliado que nuestro propio cuerpo? Ya hemos superado Nochebuena y Navidad, pero nos quedan más encuentros con amigos y familiares, Nochevieja y Reyes, ¡estamos a tiempo!

Además, al final del texto encontraréis un vídeo en el que doy unos trucos alimenticios para cuidarnos un poco más. Al grano:

Navidad en equilibrio02

¿Estás teniendo unas Navidades en equilibrio? 😉

1. Bicarbonato (1 cda) + limón exprimido (1) + 1 vaso de agua = la mejor solución digestiva. Si te sientes hinchado, esta combinación es fantástica. Muchas fuentes dicen que no sirve de nada, pero a mí me va genial. Puedes tomarla varias veces a lo largo del día para aliviar la hinchazón o media hora antes de la comida. Notarás una gran diferencia. No lo tomes después de comer porque el limón podría ser contraproducente. No se recomienda a las personas con problemas cardíacos por el alto contenido en sodio del bicarbonato.

1B. La combinación del punto 1, en ayunas. O solo agua con limón. Además de los beneficios que ya he comentado en el punto 1, tomar limón en ayunas nos ayudará a eliminar toxinas y limpiar el estómago un poco para el nuevo día. Tómalo en cualquier momento, sí; pero también en ayunas.

2. Infusión de canela en rama, o agua caliente con canela en polvo. Ayuda en la digestión, elimina las flatulencias y regula los niveles de azúcar en sangre; y bien sabemos que en estas fechas solemos pasarnos con los dulces… 😉

3. Menos piña y más papaya. No sé por qué hay tanto amor por la piña en Navidad, pero la verdad es que suele ser un complemento fatídico para las combinaciones de alimentos tan arbitrarias que suelen hacerse en las comilonas navideñas. La piña es digestiva, sí, pero solo con proteínas y verduras. Con hidratos, no. En su lugar, prueba a comer unos pedacitos de papaya de postre. La papaya tiene enzimas digestivas y regula el tránsito intestinal, además de combinar a la perfección con cualquier tipo de alimento.

4. Cenas crudas. A excepción de los días clave y de las cenas con amigotes, alguna cena tendrás libre en casa, ¿no? Si es así, es muy recomendable que cenes solo alimentos crudos para ayudar a limpiar los excesos de estos días y que tu cuerpo tome un respiro. Estamos hablando de ensaladas con cualquier tipo de alimento fresco; o de cenas a base de fruta. Ojo, no mezcles frutas ácidas con frutas dulces. Y, por si las moscas, cuando digo «cenas crudas» me refiero solo a frutas y verduras… 🙂

5. Acompaña los excesos con un poco de verde. Comer verduras crudas en combinación con los platos más pesados te ayudará a digerirlos mejor. ¡Que no falte una buena
ensalada!

5. Mantente activo. Que sean fiestas no te impide el movimiento. No podemos posponer el bienestar a «cuando pasen las fiestas» porque, si eres sincero contigo mismo, seguro que te sientes muuuuucho mejor cuando tienes esa rutina deportiva y alimenticia que te ayuda a estar en forma. Tal vez no tengas tiempo para ejercitarte tanto como de normal; pero puedes, por ejemplo, mantener esa rutina parcialmente , usar las escaleras en vez del ascensor y hacer sentadillas mientras te lavas los dientes. ¿Qué te parece?

6. Sé consciente. Recuerda que no se puede sentir tanto amor, paz y felicidad cuando crees que podrías explotar en cualquier momento; y las fiestas pierden toda su magia si nos pasamos los pocos días que duran diciendo que «en cuanto pasen las fiestas, me pongo a dieta.» Como siempre digo, el equilibrio global empieza por el equilibrio físico; y los cambios que hacemos en nuestro día a día para estar mejor, tienen que verse en parte reflejados también en los festivos. Come de forma moderada para poder ser tu mejor versión con tus amigos y familiares durante estos días 😉

mandala

Como os comentaba, comparto con vosotros este vídeo en el que hablo de algunos trucos para empezar a cuidarnos. Muchos de ellos pueden aplicarse también a corto plazo y servirán para estos días.

Con mucho amor festivo,

Davinia Lacht

Una vida en equilibrio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.