UN TRUQUITO PARA CALMAR LA MENTE

¿Dónde se originan todos nuestros pensamientos dañinos, agotadores y casi siempre ficticios? En la mente.

¿Eres esclavo de tu mente? Dirás que no. Sin embargo, ¿podrías dejar de pensar si así lo desearas? Puede que ahora empieces a replantearte la respuesta.

IMG_5912C

Calmando la mente en la playa 🙂 Diciembre 2015

Según he leído o escuchado por ahí, un altísimo porcentaje (casi todos) de los pensamientos que tenemos son repetitivos y tienen poco que ver con la realidad. En la mayoría de los casos, pensamos en lo que habríamos dicho o hecho en casos hipotéticos inverosímiles, nos preocupamos por cosas que ni han pasado ni, probablemente, pasarán; y nos agredimos a nosotros mismos recordando cosas que pasaron hace mucho tiempo (y que imaginamos más que recordamos) o que podrían pasar en casos muy muy muy hipotéticos.

Cuando pensamos sobre el pasado o sobre el futuro sin ninguna intención de emprender una acción, estamos perdiendo el tiempo. Si piensas sobre el pasado o el futuro, que sea porque ahora mismo puedes hacer algo al respecto. Que no, que ni exagero ni tus pensamientos te sirven de tanto como crees. Son infinitamente repetitivos y la causa de la mayor parte de tu agotamiento. Piensa menos y notarás un subidón de energía desconocido hasta entonces. Necesitarás dormir menos, serás más eficiente, más activo, más energético, harás las cosas con más ganas y te encontrarás con fuerza para enfrentarte a lo que te echen.

mandala_agua

Y bueno, a lo que iba. Hoy, comparto con vosotros un vídeo muy especial: ¡mi primer vídeo en pijama! 😀 En él hablo de un truquito que utilizo de forma habitual para ir domando amorosamente mi mente. Es sencillo y sirve de gran ayuda. Eso sí, ¡tendrás que estar muy muy atent@!

Sin más dilación, os dejo con el vídeo y espero vuestros comentarios al respecto.

¡Un abrazo gigantesco!

Davinia Lacht

Una vida en equilibrio

2 pensamientos sobre “UN TRUQUITO PARA CALMAR LA MENTE”

  1. Gracias Davinia, acabo de escuchar tu vídio y hace tiempo que pense en hacer lo que mencionas, no por haberte escuchdo antes sino por que las escasas veces que lo he conseguido es muy gratificante, pero mi mente se dispersa continuamente a lugares, personas y momentos que no debiera.

    1. ¡Hola, MM!
      Muchas gracias por tu comentario 🙂
      Cada vez que te das cuenta de que la mente se ha dispersado, has vuelto al presente por un instante, ¿no es fantástico?
      Los pensamientos no suelen irse de la noche a la mañana, pero con práctica y desidentificándonos de ellos, volvemos a esa calma tan gratificante que mencionas… Solo hace falta tolerar nuestros despistes y confiar;-)
      Un abrazo muy muy fuerte.
      Davinia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.