Día 01 – En silencio, a gritos

Lunes, 25 de julio de 2016

Taize

Llegada a Taizé

Escribo desde el jardín de la casa donde se alojan las mujeres que quieren pasar una semana en silencio. Viviré aquí hasta el próximo domingo. Ahora mismo tengo frente a mí un paisaje divino con campos interminables, bosques, suaves montañas y una aldea con casas de piedra y tejados empinados que recuerdan el frío del invierno.

El primer día en silencio ha sido fácil. ¿Fácil? Ha sido fácil no verbalizar los pensamientos; pero, ¿qué es el silencio? Mi mente ha hablado a gritos y no he tenido la sensación de estar en silencio en ningún momento. Quizás porque no han salido palabras por mi boca, los pensamientos se han dejado escuchar más alto que nunca. Quizás han hablado tan alto como siempre, pero los he escuchado mejor.

Lección 01: Para percibir el silencio exterior debe reinar el silencio interior.

La belleza del entorno, los sonidos de la naturaleza, el aire fresco, la Creación poco alterada… Todo invita a la quietud. Me pregunto cómo reaccionará la mente conforme el silencio de mi boca se extienda en el tiempo.

Jardín

Desde las escaleras de la casa

Aquí hay poco que pensar. Los horarios vienen dados y solo me queda por determinar inamoviblemente detalles como la hora de mi práctica de yoga y meditación; y el rato que dedicaré a las tareas de la casa que tengo que hacer cada día. Todas tenemos que colaborar con una tarea todos los días para cuidar de esta casa que nos acoge con tanto amor.

Cuantas menos cosas tenga que plantearme en el día a día, más tranquila estará la mente. Por otro lado, creo que el silencio exterior ayuda a detectar más rápido pensamientos nocivos, orgullosos o poco elevados, en general.

Comparto semana con 18 chicas. Chicas sencillas, naturales, con una sonrisa amable. Me pregunto cuál será la historia de estas mujeres y qué les lleva a querer realizar ese viaje hacia el interior.

Desde el silencio,

Davinia

mandala_agua

A lo largo del mes de septiembre (2016) habré publicado todas las entradas del Diario del silencio. Os invito a recorrer el blog para que andemos junt@s el camino hacia la quietud de la mente y la conexión con el alma 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.