CON PRISAS A TODAS PARTES

Qué costumbre tenemos de perdernos a nosotros mismos en el ajetreo del día… Y lo que más me llama la atención es cuando vamos incluso con prisas a algo que, en principio, nos ayuda a relajarnos: una clase de yoga o taichí, un paseo con amig@s, la pequeña práctica meditativa de la mañana que nunca parece encajar en nuestro horario…

¿Y si nos lo tomamos de otra manera? ¿Qué sentido tiene ir con tanta prisa… incluso para relajarnos? ¿No tendría mucho más sentido todo si tomáramos conciencia de lo que estamos haciendo en cada momento?

En este vídeo reflexiono un poquito sobre eso y mucho más… Esta vez, en medio del campo 🙂

Os invito a darle una ojeada y a compartir si creéis que podría servir a otros.

Un abrazo gigantesco,

Davinia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.